lunes, 13 de mayo de 2019

Todo por descubrir

Desde niño ya se le notaban los andares torcidos. Mientras los demás jugaban, leía; cuando los otros dormían la plácida siesta, exploraba los contornos. Anhelaba la aventura como precisaba el aire para respirar, y, pese a que los mayores le intentaban frenar el ímpetu por adentrarse en lo desconocido, eso solo alimentaba sus ansias de más.
            Todos pensaban que al crecer moriría su loco afán, mas este creció con su estatura y se agrandó en su cerebro y en su alma. Hacía lo que los adultos esperaban de él para tenerlos contentos, aunque con disimulo investigaba cuando no lo observaban.
Alguna vez intentó escapar de las convenciones, pero estas lo atrapaban una y otra vez para someterlo a su yugo. Hasta que, por fin, cansado de acallar el grito que se ahogaba en su garganta, desató las cadenas que lo unían a la rutina y se lanzó a la mayor gesta jamás conocida.
            Había tanto aún por descubrir, tanto por conocer y explorar, que no entendía que nadie se le hubiese adelantado. ¿Cómo no querer saber qué se hallaba más allá del mundo conocido, qué seres poblarían esas tierras y cómo serían estas?
            Gastó todos sus ahorros en los pertrechos necesarios para iniciar el viaje. Durante los preparativos se burlaron de él, lo llamaron loco, demente, orate y le afearon su conducta de adulto inmaduro y egoísta. Nada de eso logró doblegar su ánimo.
            El día señalado para su partida se despidió de su familia, que lo miraba con ojos cargados de lágrimas o reproches, y subió a su nave para no volver jamás.
            Han pasado unos veinte años desde entonces. No se le ha vuelto a ver, pero no dejan de recibirse mensajes suyos en los que relata los lugares que descubre. Ya ha alcanzado la séptima Galaxia en su viaje espacial y envía importantes datos que ayudan a los científicos a desentrañar los misterios del universo.

© Erminda Pérez Gil
#ZendaAventuras

sábado, 4 de mayo de 2019

La única historia

     «¿Preferirías amar más y sufrir más o amar menos y sufrir menos? Creo que, en definitiva, esa es la única cuestión».
     La pregunta no es baladí. Amar es arriesgado, como bien nos han demostrado a lo largo de los siglos la literatura y la vida. Sin embargo, no hay quien se pueda sustraer a su poder, a la emoción de querer y ser querido, de sentirse elevado por el amor, pese a que muchas veces la caída haga recelar de sus virtudes y anestesie el corazón para afrontar relaciones futuras.  
     «¿Quién puede controlar cuánto ama? Si se puede controlar, entonces no es amor. No sé cómo podemos llamarlo, pero no es amor».  

sábado, 13 de abril de 2019

Cuando la censura devoró a Caperucita

      Cuando hace un par de días leí que habían censurado "Caperucita Roja" y otros cuentos infantiles reí -¡ay, mi ignorancia!- pensando que se trataba de una falsa noticia, digna de El Mundo Today, que buscaba ridiculizar determinadas tendencias extremistas. Sin embargo, al comprobar que era una información real, el estupor se apoderó de mí.

miércoles, 3 de abril de 2019

Hyde

     El sueño de todo lector es poder conocer al escritor de la obra que lo ha atrapado, aquella que lo ha sacudido y le ha quitado el sueño. Solo el demiurgo, el hacedor del texto, es capaz de responder a las preguntas que acosan a quien se adentra en la trama desde la primera página y que, muchas veces, no encuentra respuestas al cerrar el libro. ¿En qué se inspiró? ¿Por qué dibujó a ese personaje así? ¿Quién es el verdadero asesino de...? 

domingo, 31 de marzo de 2019

Diario secreto de un conquistador


      Sí, siempre he sido un aventurero. ¿Para qué negarlo? Desde que era un zagal se me notaban los andares torcidos, no seguía nunca el paso que me marcaban y disgustaba con frecuencia a mi santa madre, que Dios la tenga en su Gloria. Mi padre, con el afán de enderezarme, mandome, siendo aún chiquillo, a cursar leyes a Salamanca. Dos años soporté tal suplicio, que no desdeño, pues en el futuro me sirvió lo aprendido como arma más lacerante que mi espada.

jueves, 28 de marzo de 2019

Eterna sombra

Yo que creí que la luz era mía
precipitado en la sombra me veo.
Ascua solar, sideral alegría
ígnea de espuma, de luz, de deseo.

domingo, 24 de marzo de 2019

Jeffrey Eugenides: Las vírgenes suicidas y Middlesex

     Jeffrey Eugenides (Detroit, 1960) es un escritor norteamericano cuyas obras, tanto novelas como recopilaciones de relatos, han sido publicadas en España por la editorial Anagrama.