miércoles, 4 de mayo de 2016

Don Quijote para todos

El Quijote no es una novela de fácil lectura. Debemos partir de esta premisa para entender por qué la mayoría de los paisanos de Cervantes nunca la ha leído.
Esto se debe no sólo a que fue escrita a principios del siglo XVII (1605 y 1615) y nuestra lengua ha variado mucho en cuatro siglos, sino por la complejidad de la trama, que se ve intercalada por historias secundarias en su primera parte, y la abundancia de referentes históricos y culturales que muchos desconocen. Aun así, es una obra que merece ser leída por su innovación y modernidad. Y sí, es un clásico moderno que se adelanta trescientos años a las técnicas narrativas de los grandes escritores del siglo XX.
Uno de los mayores retos a los que se enfrentan los amantes del Quijote es lograr hacer atractiva esta obra a las nuevas generaciones. No podemos pretender que un adolescente que vive enganchado a las redes sociales emplee su precioso tiempo en superar dos tomos que alcanzan las mil doscientas páginas. Por ello, se han realizado diversas ediciones adaptadas con la ilusión de calar en este sector tan complejo. Sin embargo. no se ha obtenido el éxito esperado, básicamente porque lo que se encuentran los jóvenes no es El Quijote de Cervantes sino una versión podada y poco atractiva que causa más rechazo que afición por leer el original.
No obstante, hace unos meses dos profesores de la Universidad de La Laguna (Ernesto Rodríguez Abad y Benigno León Felipe), en colaboración con un ilustrador (Luis San Vicente), han editado un atractivo y acertado Quijote en formato de libro-álbum en Diego Pun Ediciones que sí puede despertar el interés y las ganas de conocer en los niños. En este ejemplar prima la imagen, que informa más que las propias y breves palabras que acompañan las ilustraciones. Me parece una interesante manera de crear inquietud y creatividad en los más pequeños, quienes querrán conocer la curiosa historia de ese señor que se distraía leyendo libros y soñaba con gigantes, dragones y princesas como aún hacen ellos a tan tierna edad.
Esta versión no es solo apta para pequeñajos, sino que hará las delicias de los adultos que se acerquen a ella.  Mi más sincera felicitación a los creadores de este estupendo Quijote.


No hay comentarios:

Publicar un comentario